FLAN CON SEMILLAS
FLAN CON SEMILLAS 7

Recetas de flan con semillas

Enriquecer de forma ingeniosa cada plato que forma parte de la rutina culinaria, es la opción por la que la mayoría se decanta. Cada vez más, se buscan diferentes alternativas para consumir la cantidad adecuada de nutrientes y obtener energía de manera natural.

Es allí en donde las semillas entran en juego, ellas en un delicioso flan logran aportar sabor y color además de versatilidad. Un flan con semillas es una opción muy saludable, ya que suministra a tu organismo nutrientes principales, como lo son: ácidos grasos omega 6 y 3, minerales y vitaminas.

Un flan con semillas es un postre repleto de grasas saludables, fibra natural, libre de gluten, lleno de sabor, textura, y con un efecto saciante. Si eres una persona que quiere cuidarse, mantener su figura, y darte un gusto con un postre saludable, tu mejor opción será preparar este platillo.

FLAN CON SEMILLAS
FLAN CON SEMILLAS
Flan de chocolate

Flan de chocolate en 10 minutos

El flan de chocolate es uno de los postres más deliciosos y fáciles de preparar. Solo necesitas 10 minutos de ...
Leer Más
flan de castañas con nata en un plato blanco de postres

Flan de castañas: instrucciones paso a paso

La integración de castañas en un dulce flan, es una combinación que no debes dejar de probar. El sabor es ...
Leer Más
flan de almendra

Receta de flan de almendras para 6 personas con 6 ingredientes

Este es un exquisito flan de almendra casero, elaborado como tradicionalmente se ha cocinado el flan, pero con una particularidad, ...
Leer Más

En nuestra sección de Flan con semillas conseguirás diversas opciones que son perfectas para una tarde con tu familia, para probar algo nuevo y saludable o simplemente para incluir en tus preparaciones una nueva receta.

Este tipo de postre se caracteriza por su fácil elaboración, por lo sencillo de adquirir los ingredientes, por su textura, sabor y por lo beneficioso que es consumirlo, por lo que te invitamos a indagar a fondo entre nuestras recetas, elegir aquellas que sean de tu agrado y desafiarte a preparar un postre digno de degustar.

Cómo incluir semillas a tu flan favorito

Suponemos que estarás preguntándote cómo es posible unir la crocancia que caracteriza a las semillas con el suave y delicado matiz que posee el flan; pues simple, los polos opuestos suelen atraerse y combinar muy bien, dándole una experiencia al paladar que aquí no podríamos describir, tan sólo debemos animarte a que pruebes por ti mismo.  

Un paso fundamental para utilizar correctamente las semillas en cada preparación es, activarlas, cocerlas o molerlas.

Para el proceso de activación debes colocarlas a hidratarse en un recipiente de vidrio con abundante líquido, entre ellos puede ser: agua, leche (almendra, coco, soya, entre otros) o yogurt por al menos 6 o 12 horas dependiendo del tipo y tamaño de la semilla. Luego se llevan a refrigerar, pasado un tiempo se retira el líquido y estarán listas para usar.

Las semillas pequeñas como la chía y el sésamo quedan activadas perfectamente en 6 horas.

La segunda opción que es cocinarlas, igualmente va a depender de la semilla. Solo con meterlas al horno con temperatura baja (50 °C) entre 10 a 3 horas respectivamente.

En cuanto a la tercera opción, se recomienda molerlas con molinillo de café, mortero, procesadora de mano o licuadora. La idea no es convertir en harina la semilla, sino romper con la estructura y así facilitar tanto su utilización, como la digestión al consumirlas.

Semillas y flan: parejas perfectas

  • Semillas de calabaza: No existe nada más que grite ¡otoño! Más que la calabaza. Aunque puede consumirse en diversas estaciones del año, ella te invita a perfumarte de las especias que realzan su sabor. Las pipas de calabaza como se le conoce comúnmente son un excelente complemento que va a exaltar a este postre como ninguno puede hacerlo.
  • Semillas de chía: La chía es esa influencer de moda que ha llegado para volverse una imprescindible en nuestras despensas; aparte de ser una irremediable fotogénica para las redes, es un elemento que va a darle a tus preparaciones un toque increíblemente exótico con su textura y carencia de sabor.
  • Semillas de amapola: Los niños no son los únicos que comen con los ojos, y darle ese toque de color al flan con las elegantes y atractivas semillas de amapola, son un plus que definitivamente debes probar. Además, su sutil aroma a frutos secos te hará agua la boca.
  • Semillas de sésamo: Al decir sésamos nos trasladamos inmediatamente a tierras africanas y al unir su crocante textura y la suavidad del flan, es una combinación que definitivamente no tiene desperdicio.

¿Te parecen suficientes esta cantidad de semillas? Esperemos que no, ya que hemos creado para ti el espacio perfecto para que dejes volar tu creatividad culinaria; anda, cocina, deja enfriar, desmolda, sirve y simplemente… Sorprende y disfruta junto a tus seres queridos esta exquisita receta como lo es el flan con semillas.